Entrevista a Isabel Capó Boyeras, psicóloga de ALAS, con ocasión del Día Mundial contra el VIH

Entrevista a Isabel Capó Boyeras, psicóloga de ALAS, con ocasión del Día Mundial contra el VIH

El 01/12 se conmemora el Día Mundial de la lucha contra el Sida. Este año con el lema “Solidaridad Mundial, Responsabilidad Compartida” ¿Qué remarcarías de esta celebración en un año tan complicado como el 2020?

Por mucho que el 2020 haya sido un año excepcional, no se debe perder de vista que hay causas como la nuestra, la lucha contra el VIH-SIDA, por las que es necesario seguir trabajando, que han estado y siguen estando presentes al margen de las excepcionalidades. De ahí que este día, sobre todo este año, considero de vital importancia dar visibilidad también al virus del VIH, porque sigue vigente.

Bajo tu punto de vista ¿Qué retos y desafíos siguen presentes?

En mi opinión, uno de los mayores retos respecto al VIH es hacer frente al desconocimiento asociado a él, lo cual perpetúa el estigma y la discriminación que sufren las personas que conviven con este virus. Muchas personas, por no decir la mayoría, siguen teniendo una imagen de lo que el VIH provocaba en sus inicios (década de los 80) donde murieron muchas personas, el virus era desconocido y aún se desconocía un tratamiento eficaz del mismo. Hoy en día, la situación es muy distinta pero poca gente está al corriente. En la actualidad, el tratamiento antirretroviral tiene una gran eficacia y no tiene apenas efectos secundarios. Gracias a él, la persona que vive con VIH puede hacer una vida completamente normal ya que, si se toma según lo prescrito, el paciente puede llegar a lo que se conoce como carga viral indetectable, lo cual implica que esa persona no transmite el virus. El tratamiento frena el avance de la infección por lo que hoy en día son muy pocas las personas que llegan a fase Sida, solo aquellas que desconocen su diagnóstico o que no han realizado un buen afrontamiento y presentan resistencias a la hora de cumplir con el tratamiento prescrito. De ahí que sea tan importante la detección precoz para prevenir tanto el avance del VIH en personas positivas como su posible transmisión.

A tu juicio, ¿Qué es lo que puede aportar la Psicología en el abordaje del VIH-Sida? Y lo pregunto no solo con personas afectadas, también a la sociedad en general.

Respecto a las personas con un diagnóstico de VIH, el apoyo psicológico, en los casos que se requiere es fundamental para ayudar a la persona a afrontar de la mejor forma el hecho de que va a convivir con una infección crónica. Ese apoyo puede marcar la diferencia entre un buen o mal afrontamiento, lo cual repercute directamente en otros ámbitos como, por ejemplo, a la hora de relacionarse con otras personas.

A nivel social lo que hace falta es abordar y trabajar los prejuicios que siguen manteniendo y propagando el estigma, provocando que las personas con VIH sufran discriminación. Si el entorno no cuenta con información buena y fiable, su respuesta provocará que las personas con VIH se sigan escondiendo y viviendo su realidad con miedo. De ahí la importancia de que la sociedad haga un cambio. Es por ello, que en ocasiones se requiere trabajar, además de con el propio paciente, con personas de su entorno para favorecer y permitir el afrontamiento mutuo.

VIH-Sida en tiempos del COVID 19, ¿Una enfermedad olvidada?

Como es bien sabido y hasta cierto punto lógico, este año la mayoría de los recursos se han dedicado la COVID-19, lo cual no solamente ha afectado a los/as pacientes con VIH sino a toda la sanidad en general. Si bien es cierto que los/as pacientes no han dejado de recibir sus tratamientos y realizar sus visitas de seguimiento, hay otros asuntos relacionados como el tema de la PrEP (Profilaxis Pre Exposición) que se han visto notablemente retrasados por esta circunstancia.

En noviembre de 2019 se aprobó la dispensación de la PrEP, un tratamiento del cual se pueden beneficiar personas sin VIH que quieran protegerse de una posible transmisión. A día de hoy, más de un año después, en Baleares sigue sin estar disponible desde la sanidad pública. Desde ALAS insistimos en la importancia de esta estrategia para frenar la transmisión del VIH.

Como profesional de la Psicología ¿Qué crees que es importante a la hora de atender a alguien que llegue por primera vez a vuestra entidad?

Hay que tener en cuenta que las personas que llegan a nuestra entidad pueden ser muy variadas: desde personas que desean realizarse la prueba rápida de VIH, sífilis y/o hepatitis C, hasta personas diagnosticadas de VIH que son derivadas desde medicina interna para un abordaje psicosocial. Cada una de ellas con unas necesidades particulares, pero todas tienen algo en común: buscan un espacio seguro y confortable. Y eso es lo que hacemos en ALAS, acoger a la persona, abrirle de par en par las puertas de la entidad e intentar que se sienta a gusto y parte de nuestra gran familia.

Hay que tener en cuenta que ALAS como entidad cubre una necesidad que no puede ser atendida desde la Sanidad Pública. Los/as médicos/as y enfermeras/os realizan extraordinariamente su trabajo, pero muchas veces no cuentan con todo el tiempo que querrían o sería necesario para realizar un abordaje en profundidad de lo que le sucede a la persona, cosa que tratamos de ofrecer desde nuestra entidad. Teniendo en cuenta que aproximadamente el 80% de las infecciones que se producen a día de hoy son por vía sexual y que la sexualidad continúa siendo un tema tabú e incómodo de tratar, en ALAS proporcionamos ese espacio de comodidad como para que la persona comparta temas tan íntimos.

Desde hace años distintos enfoques y profesionales de la Psicología están introduciendo la Perspectiva de Género en la forma de “ver y entender" la realidad ¿Qué nos puedes decir en el caso del abordaje con personas afectadas de VIH/SIDA?

Para nosotros/as ver y entender nuestro trabajo desde la Perspectiva de Género no es una opción, sino lo que debe ser. En ALAS somos muy conscientes de su importancia y trabajamos constantemente desde la misma. En el caso del abordaje de los/as pacientes con VIH, dicho abordaje está implícito ya que vehicula de por sí nuestro trabajo.

Trabajar desde la Perspectiva de Género implica tener la diversidad en la mirada, que es la norma y no la excepción, e ir mucho más allá del modelo sexual binario (hombre-mujer, homo-hetero, etc.). Nuestro trabajo nos posibilita entrar en contacto con gran cantidad de personas, de distintos países, identidades, orientaciones, culturas… Y trabajar desde la atención a la diversidad es imprescindible.

Además, hablando concretamente de las mujeres cisexuales, debemos tener en cuenta que tienen unas particularidades específicas y que, en el caso de sufrir violencia machista, el VIH puede suponer una justificación por parte del agresor, haciéndoles llegar mensajes como: “¿A ti con esto quien te va a querer más que yo?”. Por tanto, ser mujer con el VIH aumenta la vulnerabilidad cuando son víctimas de violencia de género, lo cual debemos tener en cuenta para poder proporcionar una atención integral a la persona.

Por último, ¿Qué te gustaría añadir?

Como psicóloga y junto con mis compañeras Marta (trabajadora social) y Alicia (psicóloga en las Pitiüsas), yo desempeño mis funciones en el área Psicosocial de ALAS desde la cual solemos intervenir en su mayoría con personas con un diagnóstico de VIH. Pero me parece imprescindible el trabajo que se realiza desde el área de Prevención. Desde ella, mis compañeros Joan y Pedro, se dedican a realizar pruebas rápidas, repartir material preventivo y proporcionar información verídica y de calidad a aquellas personas que lo soliciten.

Gracias a esta área se trabaja por uno de los objetivos más importantes en este momento que es la detección precoz de personas con VIH. Dicha detección precoz posibilita la puesta en tratamiento de dicha persona, lo cual frena el avance del virus en su cuerpo, así como las transmisiones, pudiendo llegar esa persona con el tiempo y tomando el tratamiento como toca a carga viral indetectable que, como hemos comentado, implica que no tendría potencial de transmisión del virus del VIH.

Isabel Capo Boyeras

Colegiada nº B-02877

Psicóloga y Sexóloga de ALAS en Mallorca y Menorca

Publicado el 17/01/2021