Día Mundial de la Salud Mental: EL COPIB reclama más recursos económicos y humanos para garantizar la cobertura de las necesidades de atención de salud mental ciudadana

Publicado el 10 de Octubre de 2021

Con motivo de la conmemoración del Día Mundial de la Salud Mental, día 10 de octubre, el Col·legi Oficial de Psicologia de les Illes Balears (COPIB) reclama a las administraciones competentes más recursos humanos y económicos a favor de la salud mental, para garantizar los servicios, el acceso y la cobertura de las necesidades de atención profesional ciudadanas en todos los niveles de la sanidad pública.

Los profesionales de la Psicología de las Illes Balears señalan que la falta crónica de inversión en la promoción, prevención y atención de la salud mental durante años se ha visto agravada ahora por las consecuencias emocionales y económicas de la pandemia, obstaculizando una respuesta adecuada. Por ese motivo, destacan la importancia de reforzar los dispositivos sanitarios y asistenciales especializados con profesionales de la psicología clínica, al mismo tiempo que se incrementan el número de plazas PIR que se ofertan para formar a residentes en los hospitales públicos.

Asimismo, desde el COPIB se incide nuevamente en la necesidad de incorporar servicios de atención psicológica en la Atención Primaria (AP), para atender las necesidades inmediatas de las personas que acuden buscando ayuda a ese nivel; evitar la prescripción abusiva de psicofármacos; y como medida preventiva y de detección precoz de las personas más vulnerables, especialmente aquellas con riesgo de conducta suicida.

Se estima que aproximadamente una de cada tres consultas en AP tiene como motivo principal un problema de salud mental. Los más comunes son problemas de ansiedad y depresión de intensidad leve-moderada, pero que tienen una apreciable repercusión negativa en distintas áreas del funcionamiento y de la calidad de vida. En estos casos, el tratamiento recomendado por las guías clínicas es el tratamiento psicológico, que se ha demostrado más eficaz que el tratamiento farmacológico. Dada la ausencia de psicólogos clínicos en AP, la única forma de acceder al tratamiento psicológico es por medio de la derivación a las Unidades de Salud Mental de atención especializada por lo que solo una parte muy pequeña de las personas llegan a recibirlo y, por el contrario, muchas acaban siendo tratadas con psicofármacos.

Finalmente, desde el Colegio consideran oportuno destacar que el comportamiento de las personas es la clave en el desarrollo o no de múltiples enfermedades que pueden afectar a la esperanza y calidad de vida. “Hablamos de la salud en el sentido más amplio, no solo mental”.

“No podemos obviar que el sufrimiento humano, el dolor psicológico, no siempre se encuentra tras la etiqueta de un trastorno mental. La labor de la psicología, centrada en el estudio del comportamiento humano, nos faculta para actuar sobre los trastornos emocionales y también para la prevención, para anticiparnos a determinadas situaciones ayudando en todos los ámbitos donde desarrolla su labor a construir una sociedad más humana y atenta en el cuidado de la salud mental de todos/as sus miembros”, señalan.

Por todo ello, el COPIB pone a disposición de las administraciones y entidades competentes su experiencia y conocimientos, para ofrecer asesoramiento y apoyo sobre cualquier medida o cuestión dirigida a garantizar la salud mental de la población.

Junta de Gobierno del COPIB