Responsables del COPIB y del Observatorio del Paciente se reúnen para establecer líneas de actuación que mejoren la atención asistencial en el área perinatal

Publicado el 16 de Septiembre de 2021

El decano del COPIB, Javier Torres, y la vicedecana del Colegio, María José Martínez Muleiro, se reunieron el pasado viernes 11 de septiembre con responsables del Observatorio de Paciente, para establecer sinergias e identificar líneas de actuación entre el Colegio y la administración que puedan servir para mejorar la atención que ofrece el sistema de salud a la ciudadanía. En representación del organismo dependiente de la Conselleria de Salud del Govern de les Illes Balears, asistieron Rosa Elena Duro Robles, Subdirectora de Humanización, Atención al Usuario y Formación del Servicio de Salud; Juan María Prieto Valle, coordinadora asistencial de Humanización y Atención al Usuario del Servicio de Salud; y Joaquín García de Castrillón Ramal, técnico de implantación de programas de la Oficina de Salud Mental de las Illes Balears.

Uno de los temas fundamentales que centraron la reunión celebrada en la sede de la Conselleria de Salud fue la atención en el área perinatal. Los responsables del Observatorio se mostraron sensibles con el impacto en la salud mental que puede suponer la pérdida gestacional y perinatal en las madres, padres, familiares e incluso en el personal sanitario que atiende a la familia en el momento de la pérdida.

Dado que el COPIB cuenta con un Grupo de Trabajo de Psicología Perinatal, la subdirectora de Humanización señaló la conveniencia de poner en contacto a la coordinadora del Grupo de Trabajo del COPIB con la persona responsable del área en el Hospital Son Llàtzer, para intercambiar información y estudiar acciones a desarrollar, como programas de atención a las familias y de formación al duelo tras la pérdida de un bebé intraútero, en el parto o a los pocos días de nacer.

Todas las personas asistentes coincidieron que la pérdida gestacional y perinatal es un tema que no está suficientemente atendido y que crear protocolos de atención y apoyo psicológico a las familias que pierden a su bebé en estas circunstancias ayudaría a mejorar la asistencia, previniendo problemas de su salud mental.